Home / Destacadas / Game of Thrones S7E1, Dragonstone: El inicio del fin

Game of Thrones S7E1, Dragonstone: El inicio del fin

(Madrid, 18 de julio, Yakuza Webzine).- Después de un año y un poco más de espera, la temporada más anticipada de Game of Thrones llega a nuestras pantallas y, finalmente, Daenerys Targaryen aterriza en Westeros. Esta vez, en su casa ancestral de Dragonstone.

En la típica forma de Game of Thrones, el primer episodio fue más de establecimiento. La última temporada incluyó mucho movimiento y muchas posibilidades de cambio para nuestros personajes, por ello, este primer episodio fue más de exposición.

¿Dónde están todos?

En primer lugar se dedicó a mostrar, personaje por personaje, dónde se hallaba cada uno y por qué.

Arya Stark sigue completando su venganza contra los Frey, utilizando sus conocimientos sobre el Dios de muchos rostros y asesinando a los sobrevivientes de la casa utilizando el rostro de Walder Frey, viéndolos caer envenenados. Luego, continúa su camino hacia el norte topándose con una inusualmente simpática tropa de Lannisters (cuyos rostros incluían al cantante británico Ed Sheeran) donde compartió un conejo y tuvo un inesperado momento tranquilo.

Ed Sheeran junto a Maisie Williams

Ed Sheeran es el fanático que todos deseamos ser y durante el episodio, entonó una canción que en los libros se utilizó para ilustrar la relación de Tyrion y Shae y su inevitable y trágico final. Éste cameo dicen que fue una sorpresa para Maisie Williams, que siempre ha sido fan del cantante. A pesar de que el cantante no tuvo líneas, su imagen indiscutiblemente se mezcló muy bien en la serie, ya que, como no es actor, decidieron simplemente permitirle acompañar a quienes actuaban y estar sentado junto a Arya.

Por otro lado, El Perro, que fue aplastado por el tren del desarrollo de personaje, se encuentra acompañando a los del grupo de la Hermandad sin Estandartes, que anteriormente fueran sus enemigos.

Sandor Clégane comenzó siendo uno de los personajes más detestables de la serie por ser el guardián de Jeoffrey, pero gracias a su constante interacción con las niñas Stark, se fue desenmascarando poco a poco como alguien con compasión. En este episodio lo vemos interactuar con Beric Dondarrion y aceptar que El Señor de la Luz puede que sea tan poderoso como lo pintan, ya que pudo ver el futuro en las llamas.

Además, vemos cómo su consciencia puede más que él y entierra los cadáveres del señor y su hija, a quienes les había robado dinero cuando estaba con Arya, que, como él predijo, murieron a causa de la llegada del inevitable invierno.

En el Norte

Jon Snow se asienta en Winterfell como el rey y guardián del Norte y decide no escuchar a su hermana, Sansa Stark, cosa que crea otra raya más en su relación que Littlefinger puede aprovechar para inmiscuirse.

Littlefinger, buscando lo que no se le ha perdido.

Sansa, sin embargo, no toma los golpes sentada y decide recordarle a Jon que la razón por la que la familia Stark está tan decimada es porque, a pesar de su nobleza, las decisiones que han tomado han sido muy, muy estúpidas. No queremos que Jon sea otro varón Stark que termine sin cabeza.

Lady Mormont demostró nuevamente que el futuro está en sus manos cuando se negó a tejer junto al fuego mientras sus hombres luchaban por ella y, obviamente, la lucha por la custodia de esa niña se dará entre Brienne y Ser Davos, puesto que ambos quedaron absolutamente prendados de ella.

Se decidió que el siguiente lugar a cuidar de los caminantes era la torre del mar de la guardia de la noche, y ¿quién más que el fiel Tormund Giantsbane para cuidarla? Como él mismo lo pone, “ahora ellos son los cuervos”. Los del Norte deben irse preparando, porque ahora, hasta hay gigantes en el ejército de los muertos.

Además de esto, tuvimos una breve escena donde el pobre Brandon Stark, luego de ser arrastrado por Meera Reed cientos de kilómetros, finalmente llegó al Muro, donde los compañeros de Jon los han recibido con los brazos abiertos para que por fin pudieran descansar un poco. Todo, gracias a la ayuda del tío Benjen.

¿Y los Lannister?

Mientras tanto, Cersei Lannister busca aliados poco usuales. Euron Greyjoy llega triunfal al Desembarco del Rey para no solo brindarle apoyo, sino proponerle matrimonio a Cersei. Para el alivio de Jaime, Cersei rechaza su propuesta de matrimonio y nos despedimos del personaje momentáneamente, ya que declara que no debería aceptarlo si no le trajo ningún regalo.

Jaime confrontando a su hermana sobre la muerte de Tommen.

Jaime Lannister, por los momentos, parece muy cabizbajo ante el nuevo poder que ejerce su hermana, dado que intentó confrontarla respecto a la muerte de su hijo Tommen, pero la conversación fue tan breve como su reinado. Sin embargo, como fans mantenemos la esperanza de que Jaime se harte de Cersei y se vaya al norte, o por lo menos tenga la valentía de cuestionarla y enfrentarla, porque lógicamente él asesinó al Rey Loco por mucho menos de lo que hizo Cersei. Si queda alguna gota de honor en su sangre Lannister, esperamos que él sea quien dicte la sentencia.

Samwell Tarly odia su vida en la Ciudadela, mientras limpia y vacía las bacinicas de los ancianos maestres sin poder aprender mucho de ellos. Sin embargo, en su investigación se cuela a la sección prohibida de la biblioteca y descubre, para beneficio de Jon Snow – y su posible encuentro con Daenerys – que Dragonstone (o Roca Dragón) está a reventar de vidriagón, el único mineral que es capaz de destruir a los caminantes blancos.

No conformes con darnos un posible adelanto de una reunión tan esperada, descubrimos que en La Ciudadela hay enfermos en cuarentena; y uno de esos enfermos es, nada más y nada menos que el mayor creyente de la reina de los dragones: Jorah Mormont. Vemos, en una pequeña escena, que su condición no ha mejorado sino al contrario, pero tenemos la esperanza de que Samwell siga investigando las propiedades del vidriagón, que quizás tenga algo que ver con la cura del psioriagris.

Dragonstone

Finalmente, el momento más esperado llegó. Daenerys vuelve a casa. Dragonstone, la antigua fortaleza de los Targaryen, la recibió con los brazos abiertos luego de haber sido utilizada y vaciada por Stannis Baratheon.

Dany, frente al trono de Dragonstone.

El momento en que Dany recoge el estandarte del ciervo en llamas es algo muy simbólico para quienes hemos estado esperando este momento desde que comenzamos a ver la serie y Daenerys se convirtió en nuestra apuesta segura al trono de hierro.

La acompañan sus aliados y acompañantes y vemos a Tyrion, su mano derecha, subir las escaleras de Dragonstone lleno de interés por este lugar desconocido para él. Allí, Daenerys Targaryen recorre los pasillos de roca llenos de esculturas de dragones y termina en los aposentos donde usualmente veíamos a Stannis, frente al mapa de Westeros. Con un prometedor: “¿Comenzamos?” le damos cierre a este episodio para decir, vaya que lo que falta promete.

En resumen, el episodio fue básicamente más establecimiento de circunstancias que otra cosa, pero la dirección y la edición del mismo estuvieron geniales, sobre todo la muy desagradable – pero graciosa – escena del pobre Samwell en la Ciudadela.

¿Y a ustedes, qué le pareció el nuevo episodio de Game of Thrones? ¡Dejen sus comentarios más abajo!

Comments

comments

Acerca de VickyFleitas

Venezolana de 26 años licenciada en Idiomas Modernos, especialista en traducción audiovisual. Amante de la música, los libros, las series de televisión, el animé y el manga. Fangirl profesional. Mi cabeza es un desastre bilingüe lleno de letras de canciones.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: