Home / Cine / Cine Americano / Atomic Blonde: 180° a la típica película de espías

Atomic Blonde: 180° a la típica película de espías

(Toronto, 2 agosto. Yakuza Webzine) La popular frase “Ser una mujer fuerte e independiente que no necesita de un hombre” nunca fue tan acertada. En Atomic Blonde, la rubia protagonista no se limita a salvar el mundo, también recibe nombres, patea rabos y nos deja bien claro que, por ser mujer, no es el sexo débil.

Focus Features LLC lo hizo de nuevo: años más tarde la casa productora de la controversial “Secreto en la montaña” nos vuelve a sorprender con una película de acción feroz que seguro dará de que hablar bajo muchos puntos de vista, incluidos aquellos referentes al espectro arcoíris.

Entre el cast destacan la talentosa Charlize Theron, como la protagonista Lorraine Broughton, James McAvoy, Sofia Boutella en las veces de Delphine, John Goodman y Roland Møller entre otros. La dirección está a cargo de David Leitch. La película está basada en la novela gráfica de Antony Johnston y Sam Hart, The Coldest City publicada en el 2012.

 

La historia

Sin entrar mucho en detalles, la historia es bastante linear, en cuanto a película de espionaje. Grandes potencias mueven sus agentes para conseguir un elemento que podría cambiar las cartas en juego.

Todo esto dentro del marco de la guerra fría, en Berlín a días de la caída del muro ¿Así o más intenso?

La producción

En lo personal, el enfoque audiovisual fue un deleite: el juego de las luces frías del neón en gran contraste con tonos saturados de blanco y negro. Existe un alternar de escenas a full color con otras casi monocromáticas que reflejan estados psicológicos y te envuelven en la historia.

El simple hecho de que la cámara nunca abandona a la protagonista, nos hace recordar que se quiera o no, siempre alguien nos observa. Elemento muy curioso en una película de espionaje ¿No creen?

La música estuvo a cargo de Tyler Bates y fue una selección acertada: cambios de instrumentales a canciones pop icónicas de la época y a veces del todo ausente para crear así más pathos en las escenas de lucha.

Ojo por ojo, diente por diente.

En Atomic Blonde, las escenas de pelea, donde los puños y las patadas no faltan, son fantásticas. Veloces, exageradas, con una violencia elegante.

Es como si Tarantino le hiciera un cariño a una escena de lucha a una película de DC o Marvel. Espectacular.

Atomic Blonde: Romance y ¿Bisexualidad?

Antes de que los jinetes del apocalipsis ya sea que estén a favor o en contra del tema LGTB lleguen a hacer desastres, voy a dejar clara una cosa: el tema bisexual es evidente y no tiene absolutamente nada de malo.

El romance de la protagonista se desarrolla de forma transparente, sin excusas o frases a medio entender. Es una mujer empoderada de su sexualidad y la disfruta, cómo lo hacen los personajes masculinos en las películas de este corte.

Yo comparto la opinión de que, si el personaje de Charlize Theron fuera un varón,Atomic Blonde sería una película de la franquicia de James Bond y no se levantaría tanto polvo por cómo tratan el romance o el erotismo. Pero cómo es una mujer la que se comporta “como un hombre”, pues causa revuelo en ciertos círculos.

Una última advertencia: la película está calificada R-18 por un motivo. Prepárate a recibir una escena sexy muy a lo HBO. Recomendación personal: No la veas con individuos muy fervientes o personas muy conservadoras.

En general, yo adoré esta película casi cuando amé Wonder Woman, aunque se consideren casi polos opuestos en el espectro cinematográfico. Sin más que dejarles, apenas la consigan en taquilla no duden en darle una oportunidad a una atípica pero emocionante película de espías.

Atomic Blonde Vintage poster

 

Maria Caterina Bruciapaglia

Comments

comments

Acerca de Maria Caterina Bruciapaglia

🗺 📝Journalist & Freelancer ❤Art, Science & Enviroment 📚Avid Reader & Wannabe Writer

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: