Home / Destacadas / Arrow: Un gran cierre para la mejor temporada de la serie
Arrow

Arrow: Un gran cierre para la mejor temporada de la serie

(Lechería, 27 de mayo. Yakuza Webzine).- Cuando escribí sobre la premiere dije que vendrían cosas buenas; y cómo me alegra haber tenido razón. Una temporada impresionante la que vivimos con Arrow.

Las reacciones de la temporada anterior fueron mixtas; muchos consideran que aunque fue mejor que la tres, no superó la dos. Mientras que otros consideramos que fue la mejor de todas en su momento. Ahora bien, veo muy difícil que haya fans que no acepten que esta ha sido la mejor temporada de la serie y por lejos.

Un enorme desarrollo de personajes, decisiones audaces, mejoras en las coreografías de acción; y por encima de todo, uno de los mejores villanos que han surgido en el Arrowverse.

Y sí, tenemos que hablar del villano porque el tono de esta temporada estuvo definido por él. Inicialmente pensé que Tobias Church y Anarky serían los antagonistas principales; e incluso me aventuré a decir que no me agradaba la idea de ver a otro arquero como villano. No obstante, lo de Prometheus fue de otro nivel.

Desde los tiempos de Slade no vimos a un Oliver puesto a prueba de forma tan intensa y brutal. Quizás algunos piensen que Slade fue peor porque llegó a matar a la madre de Arrow, pero Prometheus llegó en su momento a destruir totalmente la mente de Oliver.

Fue impresionante cómo en todo momento no dejamos de sentir una sensación de impotencia al ver a nuestro héroe uno, dos, tres, diez pasos atrás de su enemigo. Incluso en el final, Oliver nunca tuvo el control y lo terminó pagando (falta ver qué tan alto ha sido el precio)

Regresando al tema del villano, pronto, tanto Church como Anarky demostraron que sólo estaban allí de forma casual y fue Chase quien tomó el mando en ese departamento. Fue genial la forma en que manejaron su identidad porque en el momento en que se descubrió quien era al impacto fue mayúsculo. ¿Por qué? Porque ya se había creado simpatía con el fiscal. Pulgar arriba para los escritores.

A partir de allí fue un manejo brillante de casi todos los elementos. Incluso, hasta el episodio final todavía esperaba que la traición de Artemisa fuera algo preparado por Oliver; es que esa sensación de verle totalmente reactivo por tanto tiempo me terminó afectando.

Y acá está una de las claves de esta temporada. Normalmente uno está acostumbrado a ver a nuestros héroes tomando la iniciativa; y si los villanos se la roban, es algo temporal. No obstante, acá lo padecimos a lo largo de 23 episodios. Incluso, el final de The Flash nos mostró a un Barry retomando el control y la iniciativa; cosa que nunca ocurrió en el desenlace de Arrow.

Chase demostró que al final del día el juego siempre fue bajo sus reglas; y que por consiguiente, no había forma de ganar. Al menos no sin perder mucho a cambio.

Brillante, simplemente brillante. Y si esto no era suficiente, tuvimos un episodio final de antología que nos permitió volver a ver a personajes como Slade y Nyssa. Si hubo algo que consideré flojo en esta temporada fue la inclusión de Thalia. Ella es uno de mis personajes favoritos y verla lejos del mundo de Batman no me terminó de convencer. Sin embargo, ver luego el regreso de su hermana para retomar su protagonismo me pareció un acto de justicia.

Otro punto alto fueron los personajes. Acá hubo tiempo para que todos vivieran su propio viaje. Felicity con esa banda de hackers, René con su hija, Curtis con su esposo, Diggle y Lyla con su relación, el capitán Lance con la bebida, Thea con la oscuridad y su padre; y por supuesto, Oliver con sus demonios.

Cada una de esas travesías se manejó en gran forma y obviamente, no todas tuvieron finales felices; lo que demuestra que no todo le sale bien a nuestros héroes.

Sobre las decisiones audaces. Muchos temían que el manto de Black Canary lo tomaría Felicity; incluso había otra teoría que indicaba que iba a ser Black Siren. No obstante, creo que al final se tomó la mejor decisión. Traer a una nueva actriz.

La opción de Felicity luciría muy forzada, pero mantener a Katie Cassidy en el papel me parecía un despropósito (esta chica es una vergüenza en las secuencias de acción); así que ver a una nueva jugadora me pareció algo bueno, sobretodo porque Juliana Harkavy sí le hace honor al personaje.

Desde su personalidad, hasta lo que muestra en pantalla al pelear, esta chica grita que es la ideal para asumir el manto de Black Canary. Bravo por quienes lo hicieron posible.

Las secuencias de acción mantuvieron en general un gran nivel, a pesar de que hubo momentos puntuales en que no estuvieron a la altura; y los valores de producción no decepcionaron y eso se agradece. Es increíble lo que esta gente logra con un presupuesto limitado de TV.

Un enorme potencial para la Sexta Temporada

Volviendo al desenlace. Toda la batalla filosófica estuvo muy bien planteada y es obvio que Oliver ha crecido mucho como persona gracias a ello. Ahora sólo queda ver qué tanto se perdió. Acá espero que no se tomen decisiones muy radicales, porque salvo un par de casos, cualquiera de los involucrados que muera representará una pérdida enorme para la serie y el Arrowverse.

Además, con los regresos de Nyssa, Slade e incluso Black Siren, hay mucho potencial para la temporada que viene. Ojalá no lo desperdicen haciendo que mueran. Ni qué decir de los otros protagonistas.

Para terminar no puedo dejar de tocar la línea temporal del pasado. Magistral la forma en que la cerraron para unirla al primer episodio de la serie; además, me pareció un detallazo tener a Dolph Lundgren como antagonista. Incluso, quisiera ver qué va a pasar en esa relación entre Oliver y Anatoly en el futuro porque ese personaje me encanta. Estoy seguro de que extrañaré ver la serie sin esos constantes flashbacks.

En resumen, una temporada brillante que supo mantener el nivel durante 23 episodios y que logró cerrar en gran forma; al punto de que estaremos estos meses en vilo para saber qué pasó en esa isla. Nos vemos en la próxima entrega.

Por Shougo Amakusa (@shougoamakusa)

Comments

comments

Acerca de Shougo Amakusa

Ingeniero de Petróleo, otaku, geek, gamer, futbolista, juez oficial de yugioh, músico y tenista. Lector empedernido y escritor, me gusta ser versátil y hacer de todo un poco

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: